Responsabilidad social

Esperamos que todos los detalles que explicamos a continuación sean de su interés y a partir de ahora vea con diferentes ojos la empresa que día a día pone todo su empeño para poder seguir ofreciendo la mejor depilación eléctrica en Madrid cuidando todos los detalles al máximo empezando por sus trabajadores que dan todo lo mejor de ellas para que los clientes salgan por la puerta muy satisfechos.

Repudiamos y estamos en contra las malas actuaciones que se están realizando en otras empresas del sector de la estética y peluquería hacia los trabajadores teniéndoles en condiciones insanas tanto físicas como psicológicas y por eso hemos creído bueno y conveniente crear este apartado en nuestra web para informar al consumidor final que es usted de cómo se trabaja en Sol y Sara. Obrando así se consigue que el trato sea recíproco tanto de la clientela como de las trabajadoras hacia la empresa.

Sol y Sara desarrolla su labor basándose en principios éticos y acordes a la Ley, nuestra empresa mantiene, por encima de todo, el compromiso de actuar con honradez en las relaciones establecidas con la Administración Pública y con sus trabajadores. Es respetuosa no solo con los clientes sino también con sus trabajadores ya que son ellos en última instancia los que hacen posible el negocio habiendo buena comunicación interna y cercana a diario, clima laboral agradable y demás detalles para que su resultado de trabajo sea exquisito, minucioso e inmejorable.

Creemos que un equipo de personas bien formadas con la misma técnica que se les enseña en Sol y Sara durante un largo periodo de tiempo trabajando juntos en un ambiente de respeto y que estimule altos niveles de compromiso, resulta esencial para nuestro éxito continuo de más de 45 años de experiencia y así poder dar lo mejor a nuestros clientes.

Invertimos en el aprendizaje y desarrollo de nuestros empleados, lo que repercute directamente en la calidad del servicio, así como en su motivación por el trabajo. Proveemos a los empleados de unas condiciones dignas de trabajo con contratos estables y horarios que permitan la conciliación de la vida personal y laboral como:

    • Que su jornada continua no supere en ningún caso las 40h semanales
    • En secretaría se disfruta de todos los fines de semana enteros libres ya que tiene jornada partida y la empresa por ello le ha querido dar esa mejora laboral, es el motivo de los sábados que el centro abre, no tener servicio de secretaria.
    • Para las electrólogas fines de semana libres alternos.
    • Día de cumpleaños libre no quitándolo de días de vacaciones
    • Se seleccionan algunos días que caen en puente para no trabajarlos y así puedan disfrutarlo en familia a parte de los 30 días que marca el convenio.
    • Los turnos de trabajo no se cambian (es decir, los empleados saben que horario van a tener fijo a 6 meses vista)
    • Las vacaciones se asignan los primeros días del nuevo año para que de este modo se organicen sus vidas personales con tiempo y puedan beneficiarse de viajar con la tranquilidad de que sus fechas no se van a modificar.
    • Se cumple la entrega como marca el convenio de uniformes de verano y de invierno.
    • Se les dan beneficios con descuentos para el tratamiento sobre sus familiares directos.
    • Disponen de un espacio cómodo para su tiempo de comida y de descanso en vestuario y office, etc….
    • Los horarios de comida se respeta incluso dando mas tiempo del que marca el convenio para su bien estar.
    • Se respeta el horario del cierre del local no citando clientas a última hora.
    • Entre cliente y cliente se dejan 10 min libres o incluso más para que descansen y no cojan retrasos.
    • El material de trabajo se cuida para que su trabajo sea perfecto y los trabajadores estén cómodos en su espacio, no cambiándoles sus rutinas y hábitos ya creados.
    • De este modo, la empresa se compromete no solo a ofrecer calidad y buen servicio al cliente sino también un producto final bueno y responsable.

La visión de Sol y Sara es “ser el mejor lugar para realizarse la depilación eléctrica”, lo que nos obliga a dirigir esfuerzos y recursos para alcanzar el cien por cien de satisfacción de nuestros clientes en cada una de sus visitas a nuestro Centro ofreciendo la máxima calidad y seguridad con nuestra especialidad que es la depilación eléctrica.

Para alcanzar este objetivo se han desarrollado cuatro principios básicos que caracterizan nuestra filosofía empresarial: Calidad y Servicio, Limpieza y Valores.

El cliente es siempre lo más importante y el objetivo es conseguir en todo momento el 100% de su satisfacción. La rapidez a la hora de ofrecerle cita y de realizar nuestro trabajo, el trato amable y personal y la constante adaptación a los gustos del cliente son los medios para conseguir un servicio perfecto y una alta calidad.

El Centro Sol y Sara presta una atención permanente a la limpieza e higiene de sus instalaciones para que el cliente se sienta tranquilo y seguro.

Y nuestro valor y objetivo es que ofrecemos la mejor relación calidad-precio.

Aquí subrayados han quedado explicados los 4 principios básicos de nuestra filosofía empresarial.

Los clientes son la razón de nuestra existencia y dado nuestro agradecimiento en Sol y Sara ofrecemos nuestros servicios con la más alta calidad, en un ambiente limpio y agradable y al mejor precio posible.

Y ya por último queremos también reseñar que en Sol y Sara estamos concienciados y tenemos compromiso con el medio ambiente y el ahorro poniendo especial cuidado por ejemplo, en no dejar aparatos encendidos a la finalización de la jornada laboral, en la impresión de documentos cuando sea estrictamente necesario, impresiones a doble cara de los consentimientos que se les entrega a los clientes en su primer día de asistencia al Centro, papel para nuestras notas internas que sea reciclado, sistema de luces leds y de bajo consumo en espacios donde se mantiene muchas horas encendido, sistema de espejos que llevan luz natural en planta sótano para de esta forma aprovechar la luz solar en toda su totalidad y ahorrar energía, etc…..

Seguiremos mejorando cada día un poco más, todo es cuestión de tiempo.


Gracias